Fintechs sacan de la jugada a empeños y prestamistas

De acuerdo con análisis del sector, en México existen 65 millones de usuarios de estas empresas; a la par, se registra una disminución en el número de contratos y deudores prendarios

Economía 09 de octubre de 2023 Redacción Redacción

Las empresas de tecnología financiera (fintech) que operan en el país están llegando a sectores que antes eran atendidos con figuras tradicionales como el empeño o compañías de financiamiento pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Con un alcance estimado en 65 millones de usuarios, de acuerdo con datos de Statista, se mantiene el objetivo de alcanzar mayor número de clientes desde el sector tecnológico, con productos sencillos y accesibles desde el teléfono móvil.

En contraste, un estudio solicitado por la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre) reporta una caída de 26% en el número de contratos, e incluso una reducción de 21% en el número de deudores, en un mercado donde los usuarios tienen cada vez más opciones de crédito.

1

“Cualquier actor, apalancado en la tecnología fintech va a ofrecer servicios financieros. Ya hemos empezado a ver movimientos en ese sentido en México”, dijo el fundador de la empresa de capital de riesgo Finnovista, Andrés Fontao.

“Uber, Rappi, Mercadolibre, Walmart y Oxxo empiezan a ser relevantes en el ecosistema fintech porque son capaces de consumir tecnologías y ofrecer servicios financieros a sus clientes, a sus plataformas. Es una de las grandes tendencias que vamos a ver”.

Así, la tecnología compite con fuerza con instituciones centenarias en México. Tal es el caso del Monte de Piedad, entidad que enfrenta fuerte presión en medio de conflictos laborales, mientras otros jugadores le quitan mercado.

“Se debe a que cada vez hay más fuentes de financiamiento. Todos tenemos en nuestros teléfonos formas de pedir préstamos muy rápido. Se debe a que cada vez la banca entra más y más a este sector”, reconoció el director general del organismo, Javier de la Calle.

De acuerdo con el Reporte Anual Fintech México 2023, de NTT Data México, casi 45% de los clientes de las fintech no contaban anteriormente con productos financieros.

Además, según un análisis del Grupo Consultivo de Ayuda a la Población más Pobre (CGAP, por sus siglas en inglés), las fintech tienen el potencial para avanzar aún más en la inclusión financiera mediante el apalancamiento en la independencia de canales físicos, calificación crediticia más precisa y rápida educación financiera, así como reducción de costos y el aumento de confianza del consumidor.

Persisten retos

En opinión de Fontao, ante el creciente número de empresas fintech en México, el país destaca en Latinoamérica por levantar el apetito por parte de bancos para acercarse y buscar oportunidades de colaboración con este tipo de empresas.

“En otros años hemos escuchado hablar de deseo de colaborar, pero nunca hemos visto niveles de actividad como los estamos viendo ahora. Esto es bueno para el mercado y para la región”, añadió.

En su opinión, el reto de la inclusión financiera en el país aún enfrenta la desconfianza de segmentos de la población que siguen alejados de ofertas más seguras.

“Falta confianza del usuario para adoptar y utilizar estas soluciones para sus ahorros, para sus servicios financieros. Mucha de la responsabilidad cae sobre el proveedor, la fintech, o el banco, de mejorar su propuesta de valor para que el usuario pueda confiar su dinero y sus finanzas en una app, un wallet o una página de internet”, dijo.

Oportunidad para Pymes

En opinión de Christina Hutchinson, vicepresidenta de Desarrollo Empresarial para América Latina en Nium, compañía especializada en pagos y servicios a Pymes originaria de Singapur, existe una gran demanda acumulada de operaciones transfronterizas, en especial en comercio exterior.

“Empresas de turismo, nómina. Firmas que están abriendo oficinas en México y que están ubicadas en Estados Unidos. Nos queda claro el crecimiento de las fintech para apoyar el crecimiento de estos pagos para negocios”, dijo la directiva.

Así, las fintech apoyaron en 2014 a 5% del mercado de pequeños y medianos negocios, proporción que actualmente es de 10% y se prevé llegar a 20% en dos años más. Así, queda claro el potencial para la industria en apoyo a segmentos como los freelancers, entre otros que siguen desatendidos, en un ecosistema en Latinoamérica que sortea la falta de financiamiento y comienza a generar resultados.

Nium abrió recientemente una entidad comercial en México, ante el negocio que representan las Pymes.

“En cada país se está buscando tener una legislación más transparente y clara, y con un enfoque de las fintech de trabajar con alianzas y estar con un enfoque en las ganancias, reducción de costos, estrategia más clara de dónde se puede crecer”, dijo Hutchinson.

“Ahora no se tiene la misma liquidez del venture capital que vivimos en la pandemia. Esto ya es un cambio desde el año pasado, donde las empresas están mucho más enfocadas en lo que están invirtiendo”, agregó.

Agencia El Universal

Suscríbete aquí sin costo, para recibir diariamente las noticias más importantes de tu periódico digital Equilatia.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email